sábado, 22 de octubre de 2011

Busto de Nefertiti

Realiza el análisis técnico de la imagen: tipo de escultura, material empleado, técnica de ejecución, localización e iconografía del tema. A continuación céntrate en los aspectos formales: textura y aspecto de la superficie, volumen, composición y movimiento, luz y color. Pasa después a los aspectos no formales: formas y elementos de expresión (anatomía, ropajes, pliegues...). Función y simbología.
En la conclusión no te olvides de: Estilo (escuela). Cronología. Destinatario. Y del contexto histórico en que se realiza la imagen.

2 comentarios:

Tamara Perogil Galianez dijo...

Es una escultura de bulto redondo,un busto,y el material del que está hecha es la caliza policromada.La técnica que empleaban para este tipo de esculturas consistía en esculpir las piezas a partir de bloques cúbicos,donde previamente se diseñaba el frente y el perfil,y utilizaban el cincel como herramienta principal.Actualmente se localiza en el Staatliche Museen,en Berlín.Esta escultura representa a la mujer del faraón Amenofis.
ASPECTOS FORMALES
Como se puede observar la escultura tiene una superficie dura,y su aspecto es liso y pulido.Se representa principalmente para ser vista de frente,por eso debe ser contemplada de esta manera,aunque también puede ser vista de perfil.
Predominan las líneas verticales,lo que da viveza y alargamiento al busto,y las líneas rectas en los hombros,siguiendo la llamada "ley de la frontalidad" y "visión rectilínea",su movimiento es ficticio.En cuanto a la luz,podemos ver que es contrastada,ya que observamos zonas de sombras y de luz.Está representada con muchos colores,aunque predomina el azul.
ASPECTOS NO FORMALES
Es una figura humana y su naturaleza es realista,ya que la belleza que podemos observar en el busto,es real.El rostro es inexpresivo,distante y con la mirada dirigida al frente y perdida (como la mayoria de las esculturas egipcias).Su anatomía es proporcionada y correcta,y representa unas facciones modernizadas: cuello de cisne,pómulos y mentón provocativos,maquillaje actual,etc.Luce collares de hojas de sauce y una corona azul expresamente diseñada para ella,en la que podemos destacar que lleva el jeroglífico que representa las ataderas de unas sandalias vistas por encima,y significan "vida".Su función es independiente de la arquitectura;la circunstancia de que sean modelos estatuarios de uso interno,destinados para que los aprendices y oficiales del obrador los copiaran en relieve,explica que el ojo derecho esté sin acabar;este busto y otros muchos realizados de sus hijas estaban destinadas para ser expuestas en las tumbas.
COMENTARIO FINAL Y CONCLUSIÓN
Es una escultura egipcia,realizada por el escultor Tutmés,y cronológicamente data del año 1350 a.C.Representa las características propias de la escultura egipcia,como el ser figuras rígidas,solemnes y majestuosas.Se sitúa en el imperio nuevo egipcio;en este período se produce la revolución religiosa monoteísta de Amenofis IV y Nefertiti.La oposición de los sacerdotes de Tebas impidió la reforma que pensaban llevar a cabo.Período de inestabilidad.Como restos están los templos de Hatchepsut,Luxor... y la tumba de Tutankamón.

José Antonio Sánchez Santiago dijo...

- Características Técnicas
Nos encontramos frente a una escultura de bulto redondo que representa un busto, realizado en piedra policromada (caliza), con cristales de cuarzo, yeso y cera. Está tallada a base de esculpir las piezas a partir de bloques cúbicos en los que previamente, mediante el uso de un cincel, se han diseñado el frente y el perfil. Es independiente de ningún marco arquitectónico y representa a Nefertiti, esposa del faraón Akenatón o Amenofis IV.

- Aspectos formales
Está realizada en caliza, que le da una superficie dura, y pesa aproximadamente 20 kg. La superficie del busto es lisa y está pulimentada. Sigue la llamada “ley de frontalidad”. Predominan las líneas verticales lo cual le otorga la sensación de viveza, y su movimiento es ficticio. La luz incide de manera contrastada, lo cual produce un efecto de claroscuro. Está policromada, con tonos bronceados para la piel, a diferencia del habitual blanquecino para la representación de las mujeres, dorado para el collar y banda baja de la corona, rojo para los labios, y predominio del azul para la corona, aunque dispone de bandas con tonos rojizos. El ojo tiene cuarzo incrustado con pintura negra.

- Aspectos no formales
Forma de expresión figurativa, está dotada de realismo, no sigue las características convencionales, por lo que está diferenciado del resto, con unos rasgos propios, como el alargamiento del cuello, la carnosidad de los labios, realzamiento de los pómulos o el color de piel anteriormente nombrado. Tiene un gesto sereno, elegante y distante, con la mirada perdida al frente y dotada de vida mediante la incrustación del cristal de cuarzo en los ojos. Sigue el canon de belleza ideal, usando como medida el puño, por lo que la distancia entre la frente y el cuello es de dos puños. Su función era para ser tomada como referencia en el taller para otros retratos de la reina. Se encuentra inacabada, le falta la culminación de un ojo, y además le falta un trozo del lóbulo de la oreja. Como elementos simbólicos, el ureus, aunque está roto también.

- Identificación de la obra
Pertenece a Tutmes, artesano y escultor durante la época del reinado de Amenofis IV. Realizado en el Imperio Nuevo (hacia el 1350 a.C.), durante la Dinastía XVIII de Egipto, durante la reforma religiosa del faraón, de ahí a que no siga las características generales de la escultura egipcia como son: la búsqueda del canon de belleza; la ley de frontalidad; la visión rectilínea; figuras estereotipadas e idealizadas; rostros inexpresivos llegando al hieratismo; realizadas principalmente en piedra; trato de paños convencional; forman composiciones cerradas; dotadas de policromía; figuras de pie o sedentes, con brazos pegados, adelantan una pierna como iniciando un movimiento; figuras más representadas el faraón, sus familiares, sacerdotes y altos cargos.
Nefertiti estaba considerada una de las mujeres más bellas, apoyó a Amenofis IV su movimiento religioso monoteísta en torno a la figura del dios Athon. Esa reforma religiosa no tuvo éxito debido al poder de los sacerdotes
Fue hallada en 1912, en unas excavaciones encabezadas por el alemán Ludwig Borchardt. En el reparto por el cual se decidía que hallazgos iban a parar a manos alemanas o egipcias, la obra fue catalogada como inacabada y sin valor, al ser mostrada por el lado defectuoso, por lo cual pasó a manos de Alemania. Desde entonces Egipto trata de recuperar el busto de Nefertiti. En la actualidad se encuentra en Berlín en el Neues Museum.